www.artedevivirmagazine.es
Andre Agassi: una oscura y secreta pasión

Andre Agassi: una oscura y secreta pasión

“Juego al tenis para ganarme la vida, aunque odio el tenis, lo detesto con una oscura y secreta pasión, y sin embargo, sigo jugando porque no tengo alternativa. Y ese abismo, esa contradicción entre lo que quiero hacer y lo que de hecho hago, es la esencia de mi vida”.
Andre Agassi: una oscura y secreta pasión
Ampliar
La confesión de André Agassi sobre la que se asienta todo su libro de memorias resulta impactante, descubre al hombre oculto tras la sombra de la gran figura de la raqueta y atrapa entre sus páginas al lector desprevenido... Con este sentimiento Agassi define la relación con su deporte desde el primer capítulo de Open, que se publicó en Estados Unidos en 2009 y, cinco años después y tras un meteórico éxito de ventas, acaba de editarse en nuestro país.

Open resulta ser un libro sobre la presión, la soledad, la depresión, el esfuerzo, el amor, el odio, la felicidad y el éxito. Todo mezclado en lo que podría ser la vida de cualquiera, excepto que no se trata de cualquiera quien lo cuenta, sino de Agassi, un tenista mítico, y la conclusión a la que llegamos cuando leemos sus confesiones es que el tenista se pasó mintiendo toda su carrera. Mintió a los aficionados, a los rivales, a los jerarcas del tenis, a la prensa, a su primera esposa Brooke Shields, a sus amigos, incluyendo a Barbra Streisand, pero, sobre todo, se mintió a sí mismo.

Agassi repite su odio durante todo el libro. “En realidad no lo odias”, le replican algunos como el actor Kevin Kostner o su primera mujer, la actriz Brooke Shields. Sólo la extenista Steffi Graf, su esposa actual y madre de sus dos hijos, entiende la confesión y le contesta: “Como todos, ¿no?”.

Además de haber sido números uno, Agassi y Graf tienen en común un padre que les machacó la infancia para convertirlos en campeones. Andre relata cómo Mike Agassi, su padre, un irascible púgil olímpico iraní, le obligaba a golpear al menos 2.500 pelotas diarias lanzadas por un dragón artesanal. Su teoría era que con un millón de bolas al año, necesariamente su hijo llegaría a lo más alto. Los padres de ambos, Mike y Peter Graf, protagonizan en el libro uno de los momentos más cómicos y reveladores. Casi llegan a las manos.

Agassi, la leyenda
Efectivamente, Agassi llegó a número uno en dos fases distintas, la segunda tras superar una fase depresiva que le hundió en el 141º puesto del ránking y que le hizo probar el Gack, una metanfetamina cristalizada. Su desliz acabó en un positivo, que la ATP le levantó después de que Andre mintiera en una carta. Desde 1987 hasta 2005 (19 temporadas), ganó por lo menos un título por año, salvo en el fatídico 1997. Campeón olímpico en Atlanta '96, tres veces campeón de la Copa Davis ('90, '92 y '95), ocho títulos de Grand Slam con las cuatro figuritas, 60 torneos de la ATP, Andre Agassi es una leyenda viva del tenis, cuya historia merecía la pena ser contada.

Escrito por el premio Pulitzer J. R. Moehringer, Open es la semblanza a corazón abierto de André Agassi, que en estas memorias se muestra tal como es: un hombre que debió enfrentarse a las presiones de su familia y de la fama, pero que siempre conservó el valor de la amistad y un sentido altruista de la vida. Cautivadora, impactante, sorprendente...

La autobiografía de Agassi obliga a utilizar una retahíla de adjetivos, para llegar a la conclusión final de que su historia nos enamora con sus revelaciones, con su sentido del humor y ternura, una vida definida por la contradicción entre un destino impuesto y el anhelo por complacer a quienes lo han sacrificado todo por él.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.