www.artedevivirmagazine.es

RIO DE JANEIRO

Vida a ritmo de samba
Ampliar

Vida a ritmo de samba

Las playas de Ipanema y Copacabana, las favelas, la 'picanha' y las 'caipirinhas', la samba y el 'bossa-nova'... Cualquier excusa es buena para viajar a la ciudad del ritmo y la fiesta.


Río de Janeiro puede amedrentar a cualquiera que pise sus callespor primera vez. Este gigante tiene tanto para ofrecer que muchos no sabrían por dónde empezar. Para no entrar en pánico, vamos con una pequeña guía para que los ‘principiantes’ disfruten sin miedo de la ‘Ciudad Maravillosa’.

Porque Río es muchas cosas por separado y todas al mismo tiempo. Una fiesta para los sentidos que comienza en la mítica playa de Ipanema al ritmo de cuerpos al sol, risas, tablas de surf y vendedores ambulantes que ofrecen a gritos mate frío y açaí. Pero también es el Cristo Redentor –que todo lo vigila desde lo alto–, los cerros en los que se apiñan las casas de las favelas y los hoteles de primera línea de playa, altísimos edificios que recuerdan a nuestro local Benidorm.

El Cristo Redentor, sobre el cerro Corcovado, es sin duda el ícono carioca. Pero también es una buena forma de comenzar a orientarse en Río antes de lanzarse a recorrer sus barrios, ya que desde sus 710 metros de altura se puede ver buena parte de la ciudad.

Inmerso en la foresta tropical del Parque Nacional de la Tijuca, el Cristo Redentor requirió para su construcción más de mil toneladas de hormigón y hoy en día figura dentro de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Su ascenso en tren eléctrico es una de las actividades imprescindibles en Río de Janeiro, con vistas panorámicas de la mayoría de los hitos de la ciudad, como el Pan de Azúcar, la laguna Rodrigo de Freitas, Copacabana, Ipanema, el estadio de Maracaná, varias favelas y el océano Atlántico. Por su parte, el Parque Nacional de la Tijuca está considerado la selva urbana más grande del mundo, con un área de 3.000 hectáreas, y además de hogar del Corcovado, aloja la Piedra da Gávea. En su recorrido es posible el avistamiento de monos y la práctica de senderismo entre cascadas, lagunas y su exuberante foresta, pero, sobre todo, no deja de sorprender la experiencia de estar en mitad de una selva tropical y de una gran metrópoli al mismo tiempo.

El sector de mayor actividad turística, tanto de día como de noche es el comprendido entre Ipanema, Leblon y la laguna. La playa de Ipanema es de las más bonitas de la zona sur, que continúa hacia el oeste por Leblon, uno de los barrios más refinados de Rio de Janeiro, hogar de exclusivas tiendas, restaurantes y galerías de arte, que por su reducido tamaño permite ser recorrido a pie fácilmente. Ipanema, material de inspiración de la famosa canción Garota de Ipanema, cuenta en su haber con la distinción por la revista Discovery Travel & Living como la playa más sexy del planeta. Está distribuida en ‘postos’ –correspondientes a los ‘postos de salvataje’– que congregan a público objetivo muy específico; así, el ‘posto’ 7 es el de los surfistas, el 8 es para la comunidad gay friendly, el 9 para la juventud o el 10, para las familias. Todos ellos cuentan con la posibilidad de alquilar sombrillas y sillas, para relajarse disfrutando del sol En el encuentro de las playas de Ipanema y Copacabana, se localiza la formación rocosa conocida como Roca Arpoador, un fascinante paraje desde donde es posible obtener una de las más bellas vistas del atardecer en Río de Janeiro. Detrás de las playas está la lagoa Rodrigo de Freitas, donde se puede aprovechar su variada oferta gastronómica

y las caminatas al aire libre en un lugar realmente único. Sobre el margen oeste de la laguna están ubicados el hipódromo y el asombroso jardín botánico.

El jardín botánico de Río de Janeiro es uno de los más famosos del mundo y una visita necesaria para cualquier amante de la naturaleza, en la que se recorren extensas áreas de bosques y zonas de cultivo, con cerca de 40.000 especies vegetales. La distribución y forma de exhibir sus variedades de plantas es otro de sus atractivos; basada en una organización temática, permite pasear entre singulares colecciones de orquidearios o plantas insectívoras y sensoriales, rodeadas siempre de mágicos entornos de cascadas artificiales, pérgolas y lagunas.
Copacabana es uno de los barrios más populares de Río de Janeiro, reconocido por su famosa playa de casi cuatro kilómetros de longitud, una atractiva costanera decorada con un singular empedrado portugués y numerosos puestos al aire libre donde disfrutar de caipiriñas, zumos naturales y cervezas. La ‘Princesinha do Mar’, típica tarjeta postal carioca, es la zona donde se concentra la mayoría de los hoteles donde se alojan los turistas en la ciudad. Hacia el final, en la zona norte, está la playa de Leme. Al igual que en la playa de Ipanema,el público de la playa de Copacabana se distribuye según los ‘puestos de salvataje’, con un puesto 2 para la comunidad gay friendly, entre el 3 y el 5 para deportistas y el 6 para la comunidad de pescadores.

rio-brasil-2

El ‘Pão de Açúcar’ ofrece una visión muy distinta a la del Corcovado. Morro de 400 metros de altura con forma de cono de punta redondeada, es famoso tanto por sus hermosos senderos inmersos entre la floresta tropical como por las fascinantes vistas panorámicas que se pueden obtener desde su cima. Su ascenso en teleférico o a pie es otra de las actividades imprescindibles que hacer en Río. Desde su cima se aprecia en su esplendor la Bahía de Guanabara, Copacabana, Ipanema, Leblon, la masa verde del Parque Nacional Tijuca, el Cristo Redentor, la Catedral, pequeñas islas y el océano Atlántico. En su ladera se encuentra el barrio de Urca, un pequeño barrio de elegantes caserones de los años 60, que rodea el perfil costero de la ensenada de Botafogo, una entrada de aguas calmas, donde reposan decenas de veleros.

Y aún más al norte, el estadio Maracaná, la Quinta de Boa Vista (donde se encuentran el Museo Nacional y el zoológico) y las escolas de samba Salgueiro y Mangueira son los pocos sitios atractivos para el turista. Siguiendo hacia el norte están los barrios más pobres y gran cantidad de favelas. Considerado uno de los estadios más grandes del mundo, Maracaná es el emblemático recinto en el que tendrá lugar la final del Mundial. Su visita permite también acceder a un pequeño museo, en donde gigantografías de célebres futbolistas, camisetas, videos y marcas de manos y pies narran la historia de este deporte en Brasil. El Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro Museo de singular apariencia, es representativo de la arquitectura moderna de los años 50, una masiva estructura de hormigón que sostiene un liviano pabellón de cristal, cuya transparencia lo conecta con los bellos paisajes circundantes. Las obras que se exponen son, principalmente, de artistas brasileros, destacando las colecciones de Gilberto Chateaubriand y de Joaquim Paiva.

rio-brasil-3Una de las favelas más grandes de Río de Janeiro es la de Rocinha, que alberga cerca de 56.338 personas, un rostro amargo de la ciudad que muestra la situación de pobreza en que viven gran parte de sus ciudadanos. No deja de ser interesante conocer la otra cara de la ciudad, recorriendo serpenteantes caminos entre donde aparecen sorprendentes miradores con espectaculares vistas de la ciudad. Sin embargo, la favela cool por excelencia –desde que en 2011 la policía se ocupase de hacer desaparece a los narcos armados hasta los dientes que la ocupaban– es la de Vidigal.Desde entonces, estudiantes, actores y gente procedente de distintas nacionales se han instalado en sus casitas. En la actualidad, cuenta con varios hoteles abiertos y en sus establecimientos se celebran algunas de las mejores fiestas de la ciudad. La última celebrity en caer rendida ante su calidez e impresionantes vistas ha sido David Beckham, que ha comprado una de sus modestas viviendas recientemente, pero antes que él, Vidigal ya contaba entre sus vecinos mas conocidos internacionalmente con Vicent Cassel y a Kanye West.

Epicentro de la vida nocturna carioca se encuentra en el barrio de Lapa, hogar de incontables bares, restaurantes y discotecas, lugar de reunión de verdaderas masas de jóvenes, que se aglomeran en torno a la música en vivo proveniente del Circo Volador o disfrutan de cerveza, caipiriñas y comida en los puestos itinerantes de la calle principal cerrada durante los viernes al tránsito vehicular. Un lugar apasionante para quienes busquen que hacer en Río de Janeiro durante las noches del fin de semana, pero no recomendable para las personas que se sientan incómodos con las masas, considerando que debido a la multitud es difícil avanzar entre una cuadra y otra. Antiguo acueducto colonial del año 1774 ubicado en el atractivo barrio de Lapa.

rio-brasil-2Una inmensa estructura toda la ciudad, uso que culmino a mediados del siglo XIX pasando a ser viaducto para tranvías. Pintoresco barrio colonial de Santa Teresa es el hogar de antiguas casonas del siglo XVIII, calles adoquinadas y numerosos atelieres de artistas. Su parte más famosa corresponde Largo dos Guimarães, una área formada por varias calles como Almirante de Alejandría, Carlos Magno, Rua Pascoal y Pendiente de Castro, una vibrante zona de la ciudad donde se concentran numerosos bares y restaurantes. Las escalera de Selarón, de 125 metros y 215 peldaños, comunica el barrio de Lapa con el de Santa Teresa. Es famosa por su singular decoración en base a pequeñas piezas de cerámica de diversos colores y tamaños.

Realizada por el artista chileno Jorge Selarón en los años 90,mantiene un permanente proceso de cambio, añadiéndose nuevos mosaicos enviados al artista desde diversas partes del mundo. Y ya en el centro, alrededor de la Plaza XV, nos internamos en la magia de la ciudad colonial que fue el origen de la urbe actual.

GUÍA DE VIAJE
Cómo llegar. Iberia y la brasileña TAM tienen vuelos diarios desde Madrid, en en temporada baja pueden costar alrededor de los 700 euros. Durante las fechas del Mundial, los precios están a partir de 1.300 euros.


Cuándo ir. De junio a agosto son buenas fechas para viajar a Río, porque el calor es suave y no llueve mucho. Entre diciembre y marzo se alcazan los 40 grados, pero hay más horas de luz para ver la ciudad, además de poder disfrutar de la fiesta de fin de año o del carnaval.

Alojamiento. Hostales básicos como es el caso de Che Lagarto (www.chelagarto.com) o más cuidados como Bonita (www.bonitaipanema. com) son buenas opciones. También hoteles como el Santa Teresa (santa-teresa-hotel.com), Copacabana Palace o Fasano.

Dónde comer. Garota de Ipanema (www.bargarotadeipanema.com) es un buen lugar para probar la tradicional picanha, y para el rodizio de primera calidad lo mejor es la cadena Porcao. Para la alta gastronomía, el restaurante Olympe y los de Claude Troisgros (www.claudetroisgros. com.br).

Qué llevar. Ropa ligera, traje de baño y calzado cómodo. No olvidar el adaptador de enfuche. Es importante dejar a buen recaudo los objetos de valor (reloj, joyas, objetoso electrónicos).
Más información. En la web www.turismoenrio.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.