www.artedevivirmagazine.es
Denzel Washington, un actor de moda
Ampliar

Denzel Washington, un actor de moda

Denzel Washington es, desde hace años, un actor de moda. A través de sus papeles de todo tipo y condición, ha demostrado ser uno de los actores de Hollywood más versátiles... Y también el que más se embolsa por película

Nacido en Mount Vernon (Nueva York), Denzel Washington comenzó actuando en funciones universitarias, mientras cursaba estudios de Periodismo. Decidió profesionalizarse como actor entrando a formar parte de la compañía del American Conservatory Theatre y dio el saltó a la TV con el telefilme Wilma, en 1977. Debutó en el cine en 1981 con la comedia Carbon Copy (Llámame Mr. Charly), pero la popularidad le llegó gracias a su encarnación del Dr. Philip Chandler en la serie televisiva St. Elsewhere, un papel que interpretó durante seis años.

Paralelamente, su presencia en el cine se fue haciendo más relevante gracias la película de Norman Jewison A Soldier's Story (Historia de un soldado, 1984), y a sus interpretaciones en For Queen and Country (Por la reina y por la patria, 1988) y Cry Freedom (Grita libertad, 1987), que le valdría su primera nominación al Oscar como mejor actor de reparto. La consagración le llegaría con el título de Edward (Tiempos de gloria, 1989), con el que ganó el Oscar al mejor actor de reparto. Washington comenzó entonces a trabajar con algunos de los más importantes directores del momento: Mira Nair (Mississippi Masala, 1991), Spike Lee (Mo' Better Blues / Cuanto más, ¡mejor!, 1990; Malcolm X, 1992), Kenneth Branagh (Much Ado About Nothing / Mucho ruido y pocas nueces, 1993), Alan J. Pakula (The Pelican Brief / El informe Pelícano, 1993), Jonathan Demme (Philadelphia, 1993), entre otros muchos.

En 2001, su encarnación del violento agente de policía Alonzo Harris en el filme de Antoine Fuqua Training Day le valió a el Oscar al mejor actor, una segunda estatuilla que se suma a otras tres nominaciones como mejor actor por Malcolm X, The Hurricane y Flight. También ha ganado dos Globo de Oro (como mejor actor de reparto por Glory y Mejor Actor por The Hurricane), y ha sido nominado para este galardón en otras cinco ocasiones.

–¿Está usted tan obsesionado con el tiempo como aparece en ‘El protector’?
–¡En absoluto! Es mi personaje el que está obsesionado con el tiempo, no yo. El personaje que interpreto tiene un comportamiento obsesivo. Cuando, por vez primera, leí el guión de la película, comencé a preguntarme por qué siempre está pendiente del reloj, durante todo el día, hasta altas horas de la noche. De modo que comencé a investigar sobre el comportamiento obsesivo-compulsivo y creé su comportamiento. Por ejemplo, la forma en que coge los cubiertos, cómo pone la bolsa del té en la taza, en definitiva, todos los detalles que le hacen ser como es. Y, en el fondo, él lucha contra ello. –¿Empleó mucho tiempo en prepararse para el personaje? –Estuve aproximadamente seis meses estudiando y practicando artes marciales.
–Da vida a un justiciero que emplea la violencia para solucionar los problemas de los débiles... ¿Considera a su personaje un héroe o un malvado?
–No sé si es un héroe o un personaje malo. Nadie es del todo bueno o del todo malo. Es la condición humana. Incluso, Jesucristo se enfadó y expulsó a los mercaderes del templo. Cuando era joven, me encantaban las películas de gangsters con Edward G. Robinson y James Cagney, pero no salía del cine con ganas de matar a nadie. Hoy día, hay un gran bombardeo de violencia en los informativos, en los videojuegos, etc. Pero realmente no sabemos si esa violencia influye en el comportamiento de la audiencia de las películas.
–Algunos le critican afirmando que, en los últimos años de su carrera, ¿se está dedicando más a interpretar personajes cercanos al lado oscuro?
–Después de Training Day (2001) me empezaron a ofrecer papeles más oscuros. Cambió la percepción de la gente sobre mí y fue como si dijeran “¡Denzel sabe hacer de malo!”. Pero ya había hecho personajes como Biko, Hurricane Carter o Malcolm X, cuya oscuridad no es discutible. En los últimos años, también he dirigido dos películas, he producido varios títulos y he interpretado cuatro o cinco obras en Broadway, he hecho muchas otras cosas aparte de dar vida a personajes malos...
–¿Eligió interpretar los personajes de Malcolm X y Hurricane Carter como una forma de compromiso social?
–Asumo encantado mi responsabilidad social en cualquier terreno, pero no los elegí por eso, sino porque eran buenos personajes. Me ofrecieron hacer de Nelson Mandela en Long Road To Freedom, pero rechacé el papel. Sentía en mi corazón que no podía ser Steven Biko, Malcolm X y Mandela, alguien a que también respeto mucho.
–¿Cree que existe menos racismo ahora en Hollywood que cuando empezó a trabajar?
–Hollywood ha dado varios pasos hacia adelante en este sentido. Pasaron cuarenta años desde el primer Oscar a un actor afroamericano, recibido por Sidney Poitier, hasta que me lo dieron a mí, por Tiempos de gloria. Pero posteriormente, en poco tiempo, también lo recibieron Jamie Foxx y Forest Whitaker... Creo que la situación actual es mejor –como ejemplo, los directores como Spike Lee, John Singleton o Antoine Fuqua-, pero aún, queda mucho por hacer. De todos modos, al final, Hollywood es un negocio y lo que cuenta es ganar dinero. A los productores les da igual lo que sea si ganan dinero. Por ejemplo, el cartel de The Equalizer. En la película solo empuño una pistola durante treinta segundos, pero es la imagen elegida la que vende. Esto es un negocio y si las películas protagonizadas por afroamericanos no dieran dinero, no las harían. A mí me eligen porque soy rentable…
–Cuándo le entregaron la Concha de Plata a toda una carrera, ¿cómo se sintió? ¿Cómo le sientan los premios?
–Después de recoger el premio, pero me costó dormirme debido a la emoción. Y el caso es que no llamé a nadie, tan sólo a mi mujer. Había estado antes en España y cada vez que vuelvo a este país, me doy cuenta de lo cálidas que son sus gentes. También me gusta lógicamente la comida que se hace aquí, especialmente, en el País Vasco.
–Si tuviera que elegir entre todas las películas en las que, hasta el momento, ha trabajado, ¿con qué dos títulos se quedaría?
–Mi película preferida es la siguiente porque me encanta el proceso de hacer nuevos títulos. No soy en absoluto melancólico, por lo que nunca miro hacia el pasado. Todas mis películas me enseñan algo, eso es lo principal para mí…
–Resuma su experiencia en España…
–¡Todo amor..!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Denzel Washington, un actor de moda

    Últimos comentarios de los lectores (0)


  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.